Mitos cortos

Un mito corto es un relato oral, pero a diferencia de las leyendas, estas historias intentan explicar el origen de algunos eventos sobrenaturales y los súper poderes de sus personajes.

Los personajes que forman parte de un mito pueden ser Dioses, semidioses, súper héroes y monstruos.

Mitos cortos Más Vistos

Los mitos forman parte primordial de cientos de culturas y han permanecido de generación tras generación.

Son parte de la historia de los pueblos que los crearon, por ello los habitantes las valoran; de hecho hay culturas que incluso atribuyen como hechos reales los que de desarrollan en los mitos.

A través de estos, los más pequeños podrán aprender acerca de diferentes civilizaciones y culturas, ya que los mismos han sido elaborados con una imaginación cautivadora.

¿Sabes qué es un Mito?

Mitos cortos

Un mito es un relato oral o un cuento que intenta explicar eventos sobrenaturales y del mismo modo explicar cualidades extraordinarias que poseen algunos seres humanos.

Son narraciones fantásticas cuyos protagonistas y personajes son Dioses, semidioses, monstruos o personas con capacidades excepcionales y súper héroes.

Los mitos forman parte de la cultura de los pueblos que los han creado, por lo que son de suma importancia para el desarrollo de su identidad e idiosincrasia.

Estos relatos pasan de generación tras generación y son muy valorados por los pueblos a los que pertenecen.

Etimología de la palabra mito

Esta palabra tiene sus orígenes en el vocabulario griego “Mythos” que se traduce como el relato de un cuento o una historia.

Su significado está asociado a la narración oral de un evento religioso, cultural, tradicional o sobrenatural, de forma  que lo explique de manera tal que en ocasiones es tomado como un hecho real.

¿Por qué se tergiverso el significado de un mito?

Partiendo de la definición de la palabra mito, intentemos comprender cómo su significado fue tan adulterado.

Si bien es cierto un mito es una historia fantástica, este ha sido creado con la finalidad de explicar hechos sobrenaturales que pudieron haber ocurrido, es lógico que con el paso del tiempo al suponer que es una historia que no existe las personas hayan tendido a asociarlo con mentiras.

Pero la verdad es que una expresión no tiene nada que ver con la otra, es decir, una mentira es algo que dicen algunas personas con la finalidad de engañar, mientras que un mito, no tiene ninguna intención de engañar a quien lo oye, todo lo contrario, la idea es contar historias fantásticas que forman parte de la cultura de una región mediante la explicación de ciertos sucesos.

Se puede decir que un mito es un cuento, lleno de imaginación y con una estructura impecable que se entrelaza entre sí de manera majestuosa.

Por otro lado los personajes que forman parte de uno de estos relatos, son considerados míticos; lo que muchas veces también es usado en la actualidad para referirse a determinadas personas, lamentablemente una vez más de forma incorrecta.

Entendamos lo anterior, es común decir que un personaje sobresaliente de la sociedad, de la zona, o de la región sea alguien mítico, pues se ha dado a conocer entre las multitudes gozando de una gran popularidad.

Es común escuchar y/o decir: “Este cantante se convertirá en un mito”, ya que pensamos que su fama va a trascender en el paso del tiempo, pero un personaje mítico va mucho más allá.

Es decir, un personaje mítico trasciende de generación tras generación, de forma casi infinita (sus creadores y defensores se encargan de que así sea), esto debido a las cualidades y habilidades que él mismo posee, no solo por ser popular.

Eso nos lleva a comprender que un personaje mítico puede representar un modelo positivo, ya que se caracteriza por una gran audacia, valentía, lealtad, entre otras cualidades. También puede representar un modelo negativo ya que se caracterizan por ser personajes malvados, egoístas, cobardes, traicioneros, entre otros.

Ahora bien, los pueblos en los cuales nacen los mitos, se han compenetrado tanto con los mismos, que hasta cierto punto hay quienes los cuentan como si se tratasen de algo que paso en un espacio – tiempo real.

Entonces podemos deducir que si un mito es un cuento fantástico, que involucra personajes como Dioses, monstruos y héroes, es muy probable que sea asociado con otro tipo de cuentos literarios, por lo que muchas veces su significado es mal interpretado como una mentira.

Explicando de forma perspicaz

Un mito es una manera imaginativa de comprender ciertos eventos y sucesos que hayan ocurrido para luego intentar explicarlos y transmitirlos a las demás personas, de forma tal que pueden digerirlos e internalizarlos de manera sencilla.

Es decir, es una historia que surge de la necesidad de darle sentido o de explicar  ciertos eventos y que es producto de una imaginación prodigiosa.

Y la forma en la que se pasa a los demás es a través de un cuento, ya que es una de las formas más seguras de asegurarse de que será comprendido y seguirá siendo transmitido, sin embargo un mito no es un cuento como tal.

Es decir, los mitos han venido a explicar todo aquello que va mucho más allá de la razón.

Ahora bien, ¿por qué te digo que un mito no es un cuento?

Un cuento es una narración imaginativa que busca divertir y estimular la imaginación mediante historias fantásticas, pero sin intentar explicar nada, eso sí, la mayoría de los cuentos esconden mensajes maravillosos y entretienen infaliblemente a quienes los escuchan.

Los mitos también encierran mensajes y valores estupendos; pero aunque también estimulen la imaginación y te lleven a recrear mentalmente personajes asombrosos estos buscan entender el porqué de muchas cosas que ocurren en el mundo.

Los mitos han servido de base para el asentamiento de muchas culturas en el mundo, especialmente las occidentales, las que hasta la actualidad siguen defendiendo y valorando sus historias, pues forman parte de su identidad y personalidad.

Ahora que ya sabes que es un mito, espero que puedas emplear la palabra en el contexto adecuado, no solo para quedar bien sino para honrar lo que realmente estos representan.