Un mito mexicano

Se dice que en la época colonial en un lugar muy solitario vivía una mujer que vivía del que dirán, no salía, no decía lo que pensaba no convivía con las personas de su alrededor por pensar que dirían de ella.

Hasta que un día llego a ella la noticia de que su esposo le era infiel con su madre, ella no resistió la humillación, y por los celos acabo con la vida de su esposo y de su madre y de ahí prendió fuego a la casa acabando con las evidencias y terminando con su propia vida

Su madre antes de morir solo le dijo que viviría asustando a borrachos y chismosas. Y bien dijo; al morir se les aprecia a los borrachos y los asustaba con su risa macabra y lleva consigo un abrigo largo, color negro que al atraerlos lo descubre y les muestra su cuerpo que solo es una calavera color verde.
Se dice que la Sallana es una mujer que al aparecerse solo busca remediar todo el mal que hizo, también persigue alas chismosas ya que estas fueron las causantes de los celos y así fue como cometió la desgracia.