Mitos cortos

Un mito de miedo

El Carrao era un hombre que no le tenía miedo a nada, le gustaban los peligros y era un gran domador de caballos salvajes, indiscutiblemente él había nacido para eso, viajaba por todo el mundo acompañado de un fiel amigo.
Una noche hubo una gran tormenta cerca de la Sabana, el Carro se quiso enfrentar a ella, se perdió entre el bosque para nunca regresar, su fiel amigo lo busco por días y días, sin encontrar rastro de él, hasta que a él también se lo trajo la Sabana, nunca regreso a su casa, se dice que los espíritus de la naturaleza lo convirtieron en pájaro, y ahora vuela por las noches oscuras produciendo un canto: Carraooooo, Carraoooo.