Tristan e Iseo

Tristan e IseoTristán por orden de su rey tuvo que hacer muchas cosas para poder conseguir con vida a la princesa Iseo, ella estaba capturada por un dragón que él destruyó, pero entonces se dice que la madre había echo una pócima para darle de beber al rey y que él de inmediato se enamore de ella sin nada que pudiera hacer, allí es que por equivocación esa pócima la toma Tristán, ella estaba enamorada de él, su salvador y desde la pócima Tristán no podía hacer otra cosa de su vida que solamente amarla para siempre, el rey que esperaba en el castillo a la mujer lo mandó a quitarle la vida ante la situación que se avenía y ella entonces se quito la vida a su lado para siempre.