Mitos cortos

Mitos filosoficos

Al principio todo era negro y sin vida. Fue ahí cuando los dioses se reunieron en Teotihuacán planteando la cuestión de quien crearía al mundo, para ello uno de ellos se tendría que aventar a una hoguera. Dos de ellos fueron los elegidos para lograr eso.

También cuentan que el más fuerte, al momento de lanzarse a la hoguera, retrocede ante el fuego, por lo tanto el segundo que era un pequeño dios humilde y muy pobre se lanza sin pensarla sin vacilar al fuego. Y haciendo eso se convirtió en el sol, al ver eso el primer dios sintió coraje y tomo valor para arrojarse a la hoguera logrando así convirtiéndose en la luna. Se dice que los dos son inertes del cielo y es primordial seguirlos alimentando para que se mantengan en movimiento.