Mitos de michoacan

Mitos de michoacanMaria Kachacha. Una muchacha huérfana era muy sucia y despeinada, siempre andaba en harapos y también esto se debía a que nadie la quería y todos la trataban mal, ella era la encargada de traer y llevar el agua, para esto tenía que hacer viajes dos o tres veces al día, era muy tedioso y forzoso el trabajo, además es que siempre la criticaban sin importar que tan bien lo haga, un día ella descubrió que había una fuente de agua más cerca, desde allí salía agua y podría llevarse sin ir tan lejos, cuando la gente espió y vio de donde la sacaba ahora para llegar tan rápido de vuelta, comentaron al cura, quien dijo que la peinen, la arreglen y la arrojen a la fuente de donde provenía el agua para que ella pierda la vida y a cambio de eso, nunca falte el agua en el pueblo.