Mito del Galiponte

El Galiponte era un hombre que cierta vez hizo un pacto con el chamuco, le vendió su alma a cambio de poder hacer todas sus fechorías sin que muriera y sin que la policía lo capturará, dentro del pacto acordaron que solo podía morir si el padre de la iglesia lo hacia. Terminado el pacto fue inmediatamente a la iglesia haber al padre y le quita la vida, y así fue como se volvió inmortal,  hacia cualquier cosa y no le pasaba nada, ni las balas, ni los cuchillos, nada, su cuerpo era impenetrable, si la policía lo acorralaba se convertía en animal para escapar.
Hasta el día de hoy se dice que aún sigue vivo y que nadie ha podido detenerlo…