Mito de orfeo

Mito de orfeoOrfeo, conocido también como hijo de Apolo, era un hombre muy enamoradizo que estaba perdidamente enamorado de Euridice, su música era tan bella que podía hacer emocionar hasta a los árboles, todas las mujeres estaban detrás de sus melodías, pero sus ojos eran para Euridice, hasta que un día la pica una serpiente y se pierde en el inframundo. Orfeo no deja de tocar su Lira hasta conmover a los mismos Dioses para que le permitieran traerla de regreso y logra que Hades con Perséfone los dejen ir con la condición de que ninguno de los dos mirara hacia atrás hasta salir del inframundo, además de que él debería ir por delante, caminando juntos hacia la salida vieron toda clase de cosas, pero Orfeo nunca giró, al llegar fuera y darse la vuelta, se dio cuenta que ella había mirado hacia atrás y entonces yacía convertida en piedra para toda la eternidad.