Mito de aracne

Mito de aracneTeniendo Aracne muy buena mano con los tejidos, siempre se mostró bajo este punto muy soberbia, ella no tenía miedo de retar a una Diosa como Hera para demostrar que sus hilados eran mucho mejores que los de cualquiera, sin excepción, aunque se tratara de una Diosa del Olimpo, por eso es que una tarde se dirige una anciana a su hogar y le pregunta quien había realizado un trabajo de tejido tan impresionante, siendo que parecía hecho por una Diosa, a lo que Aracne responde que ella lo había echo y que si compitiera con Hera le ganaría en esta destreza, la anciana abandona su cuerpo apareciendo en la escena Hera para aceptar el desafío de tejer. Luego de una dura competencia se vio que el tejido de Hera no tenía comparación con el de Aracne porque poseía el brillo de una Diosa, cosa que un mortal jamás podrá conseguir por más bueno que sea su trabajo, el castigo para la soberbia fue terminar como una araña hasta el fin de sus días en la tierra.